Uso del nebulizador y de espaciador

Humidificador

Primero debo aclarar las diferencias entre humidificador, vaporizador, espaciador y nebulizador:

Humidificador:
Es un dispositivo para humedecer el ambiente. Difícilmente se pueden administrar medicamentos con estos aparatos. Emiten un vapor muy fino, que da la sensación de frío, aunque no hay tal. Humedecen principalmente las vías respiratorias superiores. Se utilizan para aliviar la sensación de dolor e irritación al respirar, por lo que se recomiendan en padecimientos que se presentan con inflamación de nariz, garganta, tráquea y bronquios. La flema (tos seca) se hace más fácil de expectorar. También están presentes en las salas de recuperación quirúrgica, ya que después de la anestesia es conveniente proporcionar humedad a las vías aéreas superiores. No se requieren instrucciones especiales para aplicar tratamiento.


Vaporizador

Vaporizador:
Aparato que por medio de la conducción de electricidad entre dos electrodos, calienta el agua y se produce vapor. Es caliente, pero no produce quemaduras graves, a diferencia de humedecer el ambiente con agua hirviendo. Antes de la aparición de los humidificadores era el recurso terapéutico mas usado para tratar a las vías respiratorias inflamadas. Puede agravar situaciones como la Laringotraqueítis (“Croup o falso Croup”) o una crisis asmática, por lo que se recomienda el uso bajo vigilancia u orden de su médico. Tampoco requiere de instrucciones especiales, pero no se debe dejar al alcance de los niños.


Espaciador

Espaciador:
Se trata de esencialmente de un cilindro grueso de plástico, que en uno de los extremos lleva una mascarilla y en el otro el aerosol (medicamento). La idea de este aparato es evitar que las partículas expelidas a gran velocidad se impacten en el paladar y por consiguiente no tengan efecto terapéutico en las vías aéreas además de que no se necesita sincronizar la inspiración con el disparo. Los aerosoles expelen una partícula muy pequeña (de 1 a 5 micras) que puede llegar hasta las vías aéreas más pequeñas y son útiles en padecimientos de vías aéreas inferiores principalmente. En los niños es muy fácil de utilizar por las razones mencionadas y solo se necesitan unos segundos para ofrecer el medicamento. Los hay con válvula inspiratoria (recomendados) o sin ella. Los primeros dan la seguridad de que siempre habrá facilidad de inspirar aire ambiental. Los segundos, como son cerrados, deben retirarse después de dos inspiraciones. La medicación puede repetirse 2 minutos después, para dar más dosis o combinar otro aerosol. Los bebés son los más beneficiados con este dispositivo, ya que el “forcejeo” es mínimo. Se requieren mínimas instrucciones.


Nebulizador y de espaciador

Nebulizador:
Los hay ultrasónicos o con compresor. Se emplean en padecimientos que involucran las vías aéreas grandes y pequeñas (desde laringitis hasta crisis de asma y neumonías), facilitado el dispensar medicamentos en el sitio afectado, además de desinflamar y humedecer la zona (favorecen la expectoración). Casi no tienen inconveniente. Son armas terapéuticas muy efectivas, pero el único inconveniente es que los pacientes en rango de edad de 6 a 24 meses NO SE VAN A DEJAR y habrá que forcejear durante los 10 o 15 minutos que requiere el tratamiento, y varias veces al día. Generalmente se llegan a acostumbrar a las pocas sesiones.

IMPORTANTE:
El saber utilizar estos dispositivos, ha reducido considerablemente los ingresos hospitalarios, solo que siempre deben ser indicados por su pediatra, ya que los medicamentos y las combinaciones de los mismos deben realizarse con el conocimiento farmacológico necesario. EVITE LA AUTOMEDICACIÓN o la recomendación por personas no capacitadas.

Artículos


La fiebre

Fiebre

Ninguna persona ha estado a salvo de este síntoma. Por lo general indica la presencia de una infección, aunque existen otras causas de ella.

Nebulizador y espaciador

ebulizador y espaciador

Primero debo aclarar las diferencias entre humidificador, vaporizador, espaciador y nebulizador.

Lactancia materna

Lactancia materna

El único alimento hecho para el ser humano es la LECHE MATERNA. Recapacitemos un momento.

Aprendiendo a ser padres

Aprendiendo a ser padres

Damos por supuesto el hecho de que tan solo por tener un bebé, el instinto va a llevarnos automáticamente a la crianza de este.