Lactancia materna

Lactancia materna

El único alimento hecho para el ser humano es la LECHE MATERNA. Recapacitemos un momento:

¿Serán los vegetales? : Nos faltan muchas enzimas para digerirlos (producción excesiva de metano, exceso de fibra no digerible, etc.), no tienen suficiente cantidad de nutrientes minerales o proteínicos (hierro, calcio, aminoácidos esenciales). Las personas vegetarianas al 100% tienen problemas nutricionales frecuentemente y tienen que combinar alimentos a base de huevo o de lácteos.

¿La carne que sea, (pescado, marisco, res, cerdo, ave, etc.)?: Mas temprano que tarde nos llenamos de colesterol malo y las proteínas de ese origen, tienen la desventaja de tener que auto digerirse para ser aprovechadas, produciendo otras sustancias potencialmente tóxicas, además de la acumulación de ácido úrico, ya que no poseemos suficientes enzimas para destruirlo (como los animales carnívoros que si pueden).

¿La leche de otra especie animal?: Nos sucede lo mismo que con la carne, además de causar ALERGIAS mas fácilmente que otras proteínas, ya que se nos expone a su consumo a edades muy tempranas, cuando nuestro intestino en vías de maduración (bebés menores de 6 meses), permite el paso hacia la sangre, de sustancias proteicas inadecuadas.

Entonces, ¿qué podemos comer?: La verdad es que tenemos que ser omnívoros, pero guardando las proporciones entre hidratos de carbono, proteínas, lípidos, minerales, vitaminas y BALANCEAR entre el “ingreso” y el “egreso”, o sea entre la ingestión de alimentos y la quema de calorías. Por lo tanto, desde el nacimiento la respuesta es: SENO MATERNO exclusivamente, hasta los 5 o 6 meses de edad y pasar a la ablactación.

Nuestros antepasados indígenas (del continente Americano) no tomaban la leche de otra especie que no fuera la humana, hasta la llegada de los conquistadores y nunca se reportó por cronista alguno, que fueran individuos desnutridos o que les faltara el calcio en alguna de las incontables tribus de América.


Ventajas

VENTAJAS:

Hasta ahora, son ÚNICAS. Todas las leches maternizadas que existen hasta la fecha, son sustitutos muy buenos, pero se quedan cortos con las ventajas que ofrece la leche humana:

  • Preserva muchos nutrientes a pesar de la acidez del estómago (inclusive, estos resisten a la pasteurización). Quiero decir que existe una resistencia a los ácidos del estómago y a las enzimas intestinales, proceso que permite, por un lado, la digestión completa de la leche de mamá, y por el otro la conservación de la función protectora de las células defensivas (glóbulos blancos) que van con la leche.
  • Mantiene propiedades nutricionales óptimas, aunque la madre tenga problemas de esa índole. Si la mamá está desnutrida u obesa, la calidad y la cantidad de la leche, se mantiene, sin perjuicio para el bebé.
  • La biodisponibilidad de los nutrientes que contiene es tan buena, que estos se absorben casi en su totalidad, aunque aparentemente la leche de vaca tenga más. El calcio por ejemplo tiene mayor concentración en la leche de vaca, pero esta misma tiene tantos fosfatos, que paradójicamente, se absorbe menos y los bebés alimentados con “leche bronca” entera, pueden tener bajos niveles de calcio en sangre.
  • Contiene agentes que aumentan las defensas inmunológicas del bebé a nivel gastrointestinal y respiratorio, a través de anticuerpos (inmunoglobulina A- IgA-), así vemos que protege contra microbios tan patógenos como salmonella, shigella, protozoarios como la Giardia lambia y virus como los ROTAVIRUS y otros cientos.
  • Contiene agentes antioxidantes y antiinflamatorios (de ahí el peligro de la famosa “leche bronca”, que contiene agentes defensivos PARA LOS BECERROS, que no son gentiles para el ser humano ya que pueden ser pro-inflamatorios), que como bien sabemos, la inflamación es causa del “daño colateral” a territorios sanos y la leche de mamá evita este fenómeno.
  • Luego están los PUFAs (siglas en inglés de: Ácidos grasos poli insaturados de cadena larga), que además de ayudar al desarrollo del sistema nervioso central, destruyen otros patógenos.
  • Para completar el armamento, la leche materna contiene células vivas: Leucocitos y macrófagos (glóbulos blancos que destruyen microbios activamente).
  • Teniendo en cuenta estas cualidades puedo mencionar que hace 25 años estuvieron en boga los “Bancos de Leche”, en donde se proveía principalmente de calostro humano que era una medida terapéutica para diarreas crónicas, pero, aquí viene la principal desventaja, la leche humana transmite enfermedades como el SIDA.
  • Reduce la presencia del síndrome de muerte súbita en el lactante, en un porcentaje cercano al 50% (1), en los países industrializados.
  • Esta les va a encantar: Reduce la posibilidad de quedar con sobrepeso, después del parto.

Con todas estas ventajas, queda poca duda sobre la utilidad de ofrecer el seno materno además que en la actualidad están descubriéndose y haciendo énfasis en las propiedades preventivas para la Diabetes Mellitus, hipertensión arterial, asma, OBESIDAD, elevación del colesterol, enfermedades degenerativas, entre las principales.


Contraindicaciones

Contraindicaciones:

Enfermedades maternas graves. No es grave una gripe, ni gastroenteritis, ni la fiebre, ni las infecciones urinarias, pero si la influenza, la neumonía, una hepatitis, una fiebre tifoidea, el mismísimo SIDA (contraindicación absoluta), tuberculosis, etc. Enfermedades no infecciosas como el lupus, cardiopatías severas, renales, etc.

Tratamientos con ciertas hormonas, cortisona, antibióticos potentes o del grupo de las quinolonas, medicamentos antiinflamatorios, anticancerosos, radioactivos, antidepresivos, antipsicóticos, drogadicción, alcoholismo.

O sea, casi no existen contraindicaciones para ofrecer el seno materno en las mamás promedio. Pero todos los medicamentos se excretan en mayor o menor medida por el seno y pueden tener efectos secundarios en los bebés, por lo que deben ser indicados por el médico de la madre e informados al pediatra.

No es una contraindicación absoluta, pero sería conveniente NO FUMAR.

Por parte de los bebés, también existen contraindicaciones como las enfermedades graves del nacimiento, que impiden la alimentación por vía oral, las malformaciones congénitas que involucran esta misma vía, o muy aparatosas y las enfermedades del metabolismo de los nutrientes, que se detectan con el famoso “tamiz metabólico”, que se practica 48 horas (o más) después del nacimiento.


Alimentación con leche materna

Alimentación con leche materna:

El principal estímulo para la producción de leche es la succión del bebé, por lo tanto, en cuanto se recupere su madre, debe ser inmediato el acercamiento de su hijita o hijito.

Para amamantar, mamá, de preferencia, debe estar sentada, cómoda, tranquila, sin distracciones (visitas) en un sillón o silla con descansabrazos (las sillas mecedoras también son útiles y recomendables).

Por qué la tranquilidad: La producción de leche materna tiene un componente muy importante, de la voluntad. Derivado de lo anterior, es recomendable el evitar las emociones fuertes en los momentos previos a dar de comer (ira, sorpresa, tristeza), porque TODO se traduce en hormonas, y en neurotransmisores, que van a afectar la secreción láctea materna y al estómago del bebé produciendo hambre, cólico, rechazo, llanto, etcétera (ejemplo de esta influencia de la corteza cerebral: En muchos casos de enfermedad por reflujo gastroesofágico ¿Que fue primero, el reflujo o la angustia materna?). La preocupación por ser buena productora y las “obligaciones” familiares de “quedar bien” afectan negativamente la producción. El acto de amamantar debe ser aceptado libremente y sin presiones, por ese control de la voluntad que menciono líneas atrás. Un ejemplo de las presiones y de las costumbres sociales, nos lo dieron las “nodrizas” de la edad media, en donde mujeres de paga, o las abuelas, eran las encargadas de amamantar a los bebés de la clase acomodada, no así la mamá biológica.

Al desaparecer el estímulo estresante, la leche queda lista para aprovecharse (no es necesario “tirarla”, como decían nuestras abuelitas), ya que su producción es dinámica.

También existe la parte refleja u hormonal que controlan la oxitocina y la prolactina principalmente,(la parte animal, para entendernos mejor) en donde claramente se aprecia una sincronización entre la emisión de leche y los sonidos de hambre del bebé, o cuando se acerca la hora de la lactancia, se empiezan a manchar los protectores que se colocan en los senos maternos. De manera negativa, y por estos mecanismos reflejos, un seno que no se vacía regularmente, manda el mensaje de “alto a la producción” y cada vez habrá menos leche, haciéndose un círculo vicioso.

¿Existe manera de aumentar la producción?: NO.. Se recomienda, sin embargo, hidratarse muy bien (conste que no he mencionado a los atoles tan mexicanos, que a final de cuentas y afortunadamente se ha demostrado que no sirven mas que para mantener el sobrepeso de mamá, o aumentarlo) y en algunos casos, medicarse con un fármaco que se llama metoclopramida. Pero vuelvo a mencionar, la tranquilidad y la buena alimentación son los mejores productores de leche.


Técnica

Técnica:

El bebé debe estar frente al seno y sentado predominantemente. La alimentación estando acostada (en la cama), es una técnica que puede ser peligrosa, ya que mamá se duerme y se mueve, pudiendo provocar “asfixia”. La boca debe englobar completamente el pezón. Se sugieren 15 minutos por cada seno. Si se duerme, situación que será frecuente, la siguiente “tetada” debe ser con el seno que se quedó inconcluso.

El recién nacido, aunque esté hambriento, normalmente se va a dormir al empezar a comer y no habrá manera de despertarlo. ESTO ES NORMAL. Se siente tan a gusto con su mamá, que se duerme. Pasará en las primeras dos semanas de haber nacido, ya que adquirirá rápidamente la habilidad de alimentarse al primer intento y será muy notorio, que se alimenta completamente en menos de 10 minutos.

El eructo, el “sacar el aire”, es parte importante del amamantamiento. NO EXISTE UNA REGLA para hacerlo. La posición clásica, sobre el hombro de mamá, dando golpes gentiles en la espalda, es la mas funcional, pero cada bebé tiene su manera y su momento. Quiero decir que habrá que buscar la posición e instante para hacerle eructar. Muchas veces no deglute aire o no se escucha el típico sonido (sapito), por lo que hacer maniobras mas allá de los 15 minutos no es útil, porque el aire ya “camin”.

No hay horario para la lactancia. Debe ser a libre demanda. El tiempo lo marca el hambre del bebé. O sea, el sujetar a un horario de comidas, como en los cuneros de los hospitales es una imposición artificial, por los cambios de turno del personal de enfermería y las actividades que estas desarrollan alrededor de los bebés, pero usted como madre, puede pedir ser avisada cuando su bebé tenga hambre y acudir al servicio, en donde existe un ambiente apropiado para la lactancia, además de que las enfermeras encargadas, tienen mucha experiencia en el amamantamiento y por experiencia propia, le pueden enseñar una mejor técnica, que nosotros los médicos hombres, no tenemos ni tendremos nunca.

A libre demanda quiere decir: Cuando el bebé da muestras de tener hambre, no cuando empieza a llorar.

Un bebé que en su primera visita al pediatra (dentro de los 10 primeros días de haber nacido) está feliz, ha recuperado el peso del nacimiento y ganado un poco más, y su madre y su padre están descansados e igual de felices, se considera, a grandes rasgos, una LACTANCIA EXITOSA, y podrá tener su consulta mensual sin complicaciones. Además, la naturaleza ha marcado las reglas de la alimentación, y son instintivas. Los bebés, saben como hacerlo. Nosotros, los pediatras, debemos dirigir las acciones y recomendar insistentemente en la lactancia (3).


Lactancia materna

Conclusiones:

Las ventajas de la lactancia materna son muchas y saltan a la vista, pero es necesario estar recomendando este tipo de alimentación, desde el nacimiento, de manera exclusiva, ya que el bebé rápidamente se acostumbra a una leche que sabe mejor y se obtiene mas fácilmente. El complementar con alguna leche maternizada es una opción real y actual, y no es mala, ya que se cuentan con unas leches fortificadas y transformadas que se parecen y en algunos casos, sobrepasan nutricionalmente a la materna, pero fallan irremediablemente en la protección y prevención de enfermedades.

Recuerde: Continúe alimentando al seno materno a su bebé, ya que es el mejor antibiótico natural que existe.

Artículos


La fiebre

Fiebre

Ninguna persona ha estado a salvo de este síntoma. Por lo general indica la presencia de una infección, aunque existen otras causas de ella.

Nebulizador y espaciador

ebulizador y espaciador

Primero debo aclarar las diferencias entre humidificador, vaporizador, espaciador y nebulizador.

Lactancia materna

Lactancia materna

El único alimento hecho para el ser humano es la LECHE MATERNA. Recapacitemos un momento.

Aprendiendo a ser padres

Aprendiendo a ser padres

Damos por supuesto el hecho de que tan solo por tener un bebé, el instinto va a llevarnos automáticamente a la crianza de este.